Seguinos en: YouTube Twitter Facebook

Artículos y Experiencias de Viajes

Experiencias de Viaje...

22 días en el ashram de Ganga Darshan

por Gerardo Castro (Vairagyamani)

Una vez más inmerso en este flujo de yoga junto al Ganges. Me encuentro de nuevo en la Escuela de yoga de Bihar. Mi primera visita aquí fue hace 12 años, y el tiempo pasa y este lugar continúa floreciendo y expandiéndose. Todo el ashram está vibrante, reluciente y brilla con la energía del sol, del guru y de los paramahamsas. Se siente un despertar, una vibración alta, un silencio especial, un trabajo incesante que continúa y continúa.

El desarrollo de la Bihar School of Yoga es increíble. Edificios nuevos que se construyen, edificaciones antiguas que se remodelan y embellecen, creación de nuevos lugares o áreas específicas para programas especiales de yoga. Todo está en continuo cambio, la simplicidad y la creatividad se mantienen. El silencio a la hora de las comidas también!

Hay más jardines, hay muchas más flores y nuevas plantaciones. Con el paso de los días veo que mi percepción cambia. Hay un reconocimiento de la belleza, del silencio, de la fuerza y la estabilidad que impregnan este sitio con pureza, sattva, energía divina y luminosa. La sensación es de que algo en mi interior se expande.

Me da alegría ver como personas ya conocidas se ven más lindas, puras, inocentes, felices y como sin peso, sin ninguna carga. Están en continuo movimiento como todo aquí, y al mismo tiempo el silencio en ellos y la calma es mayor. Y tal vez mucha gente se pregunte por qué vuelvo aquí una y otra vez? Y cuando pienso en ello, me viene esto a la mente: porque mi percepción se torna más clara, porque me viene alegría, porque me siento vivo, y me siento más estable, contento y pleno. Mi corazón se expande, mi intuición crece y me ayuda a ver las cosas con positividad.

Solo de estar, solo de vivir un tiempo aquí uno se inspira, el cuerpo trabaja, la mente descansa y la consciencia se expande, el corazón se agranda y yo siento que me puedo relajar y ser más yo mismo, más natural, más como soy. Estar acá es el regalo más lindo que recibo año tras año. Y me siento agradecido y bendecido de poderlo vivir y apreciar. La verdad, lo auspicioso y la belleza: Satyam, Shivam, Sundaram. Estas son las tres flores que perfuman Ganga Darshan.